Rincón del DX-ismo y radioafición
Información para DX-istas y radioaficionados
 

Hubo una época en que algunos argentinos compadreábamos  con nuestras radios de onda corta. Escribíamos a las radios internacionales informándoles que los escuchábamos con "una radio onda corta Tonomac Super Platino o con una Noblex 7 Mares", las que incluso disponían de la banda de 19 metros...¡pero que aún no tenían frecuencia modulada!

También por aquellos tiempos era muy común enviar nuestros "Informes de Recepción" para esperar semanas, hasta meses, el "acuse de recibo" de la radio escuchada: la ansiada y siempre coleccionable QSL.

Nuestros archivos eran realizados a menudo mediante grabadores de "cinta abierta" (Presté uno y nunca me lo devolvieron).

Nuestras antenas variaban entre dipolos 1/2 onda o "V invertida" si el espacio era escaso.

Las cartas las escribíamos a mano o en modernas (para la época) Lexicon 80.

Ya en el siglo 21 no no hay radios Noblex o Tonomac, solo se consiguen receptores chinos. Las radios pasaron a ser el radio receptor y se tornaron digitales. Y la emisiones internacionales pueden ser escuchadas en directo vía satélite, o mas fácil aún, vía Internet.

Y si no puede sintonizarlas en vivo, en  la actualidad muchas broadcasting tienen disponible sus programas grabados en formato WMA, MP3 y otros..

Escribimos y recibimos e-mails.

Las QSLs, si existen, llegan como archivos adjuntos.

Tanta inmediatez nos quitó romanticismo.

¡Si de radioaficionados se trata, con elementos comprados en cualquier negocio de electrónica se podía armar un equipo y hasta lograr que funcionara!

Actualmente los handys nos obligan a parar por la tienda y adquirirlos en cómodas cuotas.

El teléfono celular nos privó del encanto de hablar desde lugares insólitos, acompañados por la incertidumbre provocada por la hora, la banda, las manchas solares...

Y el chat se le parece.

Solo en las grandes emergencias, cuando los demás sistemas fallan, el de radioaficionados aparece como la única solución.

Un equipo HF, una batería de auto y un dipolo tendido como sea posible, generalmente basta para emitir los primeros pedidos de auxilio.

Encontrarle una nueva vuelta a estas aficiones es el actual desafío.

Escuchar radio con una radio y hablar con un transmisor o transceptor tiene un encanto que aún no ha sido posible reemplazar.

Cómo empezar
Por no ser necesaria autorización alguna, solo basta un receptor de onda corta que permita seleccionar bandas y frecuencias con precisión.

Antes los veíamos en los negocios de electrodomésticos, pero hoy constituyen una rareza.

Se puede intentar con la familia. Es probable que algún tío, algún abuelo haya comprado en su momento una radio de este tipo, mas movido por la calidad del aparato que por la posibilidad la mayoría de las veces remota de acceder a la onda corta. Si esto se da, y el pedido es correspondido se ha empezado barato o gratis.

Si los parientes solo leían diarios y revistas, y por las noches veían Tele, queda la alternativa de los compra - venta. Aquí es inevitable verificar antes de pagar, en especial fuente de alimentación, antena telescópica y botonera de cambio de banda, los que deben acompañar el rendimiento del aparato. Si todo anda bien, consultar sobre la existencia de algún servicio técnico. En lo posible, tratar que el receptor cuente con entrada de antena exterior y toma de tierra.

Si en nada de esto confían, si consideran que se merecen algo acorde a los tiempos que corren, solo queda adquirir lo que todo Dx-ista moderno debe tener en su casa: un radio-receptor digital, si es banda corrida, mejor.

Entonces, el mundo estará al alcance de nuestros dedos. No deberemos pagar a ninguna multinacional por estar conectados y no habrá "límite de conexión", solo nuestro trabajo, estudio, familia y fundamentalmente, nuestro entusiasmo por conocer lejanas culturas, aprender otros idiomas, escuchar opiniones extranjeras sobre temas diversos y nuestro país ó adentrarnos en adelantos técnicos y sociales en cualquier lugar del mundo, mientras mas remoto, mejor.

Cómo empezar (con la radio en casa)
Si llegó hasta aquí estamos ante un audaz. 

Lo mejor es comenzar cuando anochece , ya llegará el momento de probar en otros horarios.

Requisitos mínimos
Unos auriculares, un cuaderno y una birome (bolígrafo) para las anotaciones y el reloj a la vista.

Qué tener en cuenta
Anotar fecha, hora, banda y frecuencia.
La hora internacional es la UTC ó GMT. En Argentina se debe sumar 3 a la local. De todas maneras, los locutores suelen mencionar la hora UTC al comienzo de cada transmisión o programa. Lo mismo sucede con la frecuencia y banda. Aunque no parecía, recién con la llegada de las planillas de cálculo nos enteramos que la fecha se escribe de las mas diversas formas, según sea el lugar del planeta. Para no errarle, es mejor escribirla lo mas completa posible: Ej. miércoles 28 del mes de enero del año 2004.

Ser considerados
Casi siempre nuestro lugar de residencia es el mas bonito de la tierra, en consecuencia no exagerar en los detalles ayuda a la lectura de nuestra carta.

 

¡Bienvenido al mundo del DX-ismo 
o afición a escuchar la onda corta!

 
Los logos, imágenes, contenido y marcas son propiedad de sus respectivos dueños. Sólo se facilita el acceso.
 
casacba2.gif (1479 bytes) a casa Arriba